Apasionado y lleno de alegría, así se ve a Juan del Mar al hablar de su historia de emprendimiento. Con la satisfacción de ser feliz con lo que hace, cuenta cómo, siguiendo sus pasiones y lo que el corazón le dictó, logró romper el paradigma que la sociedad colombiana tiene sobre el éxito. 

No fue fácil, pues siendo aún muy joven, estudió una carrera en contra de su voluntad para satisfacer los deseos de su familia. Al final, luego de varios desencuentros, se decantó por hacer caso omiso a lo que siempre le fue impuesto y reorientó su proyecto de vida a cumplir sus verdaderos intereses. Esta convicción lo llevó a encontrar en el mundo del arte y de la cocina su fuente de inspiración, trayendo como fruto la apertura de un restaurante que lleva su nombre y, que hoy en día, es referente de los sabores de Cartagena.  

Gracias a su premisa de “permitirse ser como realmente se es” y a la pasión que deposita en todo lo que hace, desarrolló los 10 mandamientos que todo emprendedor debería tener presente:

Mandamientos 

  1. Ser digno

    Hay que mentalizarse, sentir y vivir que lo de cada uno es lo mejor. Cuando esto pase, lo proyectaremos a los demás y seremos más seguros de nosotros mismos.

  2. Permitirse ser, no pretender ser

    Hay que seguir nuestras convicciones y lo que realmente nos apasiona, de esta forma estaremos entregando amor y recibiendo mucho más de lo que ofrecemos.

  3. Asumir todo lo que nos pasa

    Sea bueno o malo, todo pasa como consecuencia de lo que hacemos. Por eso hay que afrontarlo, superarlo y, sobre todo, aprender de cada lección que nos da la vida.  

  4. Ser coherente

    Las acciones tienen que ir en concordancia de lo que decimos y pensamos siempre. Solo así podremos ser personas íntegras. 

  5. Dedicar tiempo al arte

    Es una forma de dejar volar la imaginación y de abrirle las puertas a la generación de ideas que pueden ser usadas en los proyectos a desarrollar. 

  6. Sonreír

    Una sonrisa contagia y puede transformar el día de una persona. La actitud positiva Es clave para causar empatía al momento de llevar a cabo negocios. ¡Hay que sonreírle a la vida!

  7. Evitar quejarse

    La cuestión no es lamentarse por todo lo que pasa, sino qué se puede hacer para mejorarlo y solucionarlo.

  8. No juzgar

    Si bien no estamos de acuerdo con ciertas personas, no podemos señalarlas. Es preferible callar o manifestarles de forma respetuosa la inconformidad, siempre buscando su crecimiento. 

  9. Trabajar

    “No dormirse en los laureles”, ser curioso y mirar qué se puede hacer mejor el día de mañana para enriquecer nuestros proyectos laborales 

  10. Hacer ejercicio

    Mente sana en cuerpo sano. Ejercitarnos nos contagia de alegría y abre espacios donde se nos pueden ocurrir ideas magníficas.